Intoxicación por permetrinas en gatos

 
 

 

Lara Boland, residente de la FAB en la Universidad de Bristol, llevó a cabo un estudio sobre la intoxicación por permetrinas en gatos en su Australia natal .Durante la reunión FAB 2010 nos expuso sus conocimientos sobre el tema.

¿Qué son las permetrinas?

La permetrina es un insecticida piretroide. Los piretroides son análogos sintéticos de las piretrinas las cuales son sustancias naturales extraídas de las flores de crisantemo. La permetrina es una neurotoxina que se une a los canales de sodio abiertos en la superficie de las células nerviosas y los bloquea. Esto interfiere con la función nerviosa causando una descarga repetitiva en las células nerviosas.
            Los gatos son muy sensibles a las permetrinas y tienden más a desarrollar signos de toxicidad que los perros. Las permetrinas son metabolizadas (procesadas) en el hígado. Se sospecha que los gatos tienen más probabilidad de desarrollar toxicidad a las permetrinas porque tienen diferentes vías metabólicas en el hígado que otras especies. En particular, tienen una deficiencia de la enzima hepática glucuronosil transferasa.

Signos de toxicidad

            La exposición a permetrinas, incluso en cantidades pequeñas, puede causar una intoxicación grave y mortal en los gatos. Los signos de intoxicación más comunes incluyen: temblores musculares, contracciones, convulsiones, salivación, incoordinación, fiebre y pupilas dilatadas. Tras la exposición a permetrinas, los signos de intoxicación aparecen en pocas horas pero en algunos casos pueden tardar uno o dos días en ser aparentes. El diagnóstico se basa en la exposición al producto y en los signos clínicos de  la intoxicación.

¿Como llegan los gatos a exponerse a las permetrinas?

            Lamentablemente, los gatos normalmente se intoxican con permetrinas cuando sus propietarios, por error, les aplican pipetas o productos antipulgas para perros que contienen permetrinas. Esos productos normalmente van dentro de una pipeta y el líquido se aplica sobre la piel en la nuca. El líquido se absorbe al interior del cuerpo a través de la piel. Hay muchos productos antipulgas en forma de pipetas, líquido, collar, polvo o champú que están registrados para perros y que contienen permetrinas. Como los perros son menos sensibles a los efectos tóxicos de las permetrinas, esos productos son seguros para su uso en perros pero no en gatos. Estos productos normalmente se venden en supermercados, tiendas de animales, clínicas veterinarias y farmacias (dependiendo de la legislación del país). Suelen ser baratos y están ampliamente disponibles.
            Los problemas ocurren normalmente cuando el propietario compra esos productos él mismo en los supermercados donde no hay nadie que le aconseje sobre su uso seguro. A menudo no se dan cuenta de que el producto es para usarlo exclusivamente en perros, confunden accidentalmente los productos de perro con los de gato o no son conscientes de la gravedad de la intoxicación que provocan al usarlos en gatos. La otra forma de acceso del gato a las permetrinas es cuando hay un perro en la casa con el producto aplicado y el gato lame al perro ingiriendo el tóxico. Se desconoce cuánto tiempo tiene que estar el gato separado del perro tras haberle tratado con el producto.

¿Cuáles son las dimensiones del problema?

            Las pipetas con permetrinas se usan en todos los países del mundo. Hay numerosas notificaciones de intoxicaciones por permetrinas en gatos, incluyendo un gran número de gatos en diferentes países (incluyendo Reino Unido, Estados Unidos y Australia). Por ejemplo un estudio reciente en Reino Unido describe 286 casos y una encuesta veterinaria reciente en Australia identifica 750 casos de intoxicación en gatos por permetrinas en dos años. Las permetrinas han sido registradas como la causa más común de intoxicación en gatos en Estados Unidos y la causa más común de muerte por intoxicación en gatos en los registros del Servicio Veterinario de Información de Envenenamiento del Reino Unido.
            Basado en las encuestas y artículos publicados la FAB estima que cientos de gatos se intoxican cada año en el Reino Unido. Esos artículos publicados son solo la punta del iceberg ya que se sospecha que muchos casos no se comunican, bien por falta de tiempo o por no saber cómo hacerlo.
            Hay también algún informe que indica que los casos de intoxicación por permetrinas en gatos se han ido incrementando en los últimos años. Hay muchas razones para ello como el fácil acceso a los productos antipulgas con permetrinas, el bajo costo de los mismos y la reciente crisis económica.

Tratamiento

                  El tratamiento de los gatos con intoxicación por permetrinas puede ser caro y necesitar cuidados intensivos. No hay antídoto para las permetrrinas. En términos generales el tratamiento incluye la descontaminación, el control de las convulsiones y temblores y cuidados de mantenimiento.
             Como muchos de los gatos se intoxican tras la aplicación de algún producto sobre la piel, la descontaminación incluye el bañar al gato con agua tibia y un jabón lavavajillas suave. El objetivo es eliminar tanto producto oleoso como sea posible para parar evitar que éste siga absorbiéndose a través de la piel.
            El tratamiento de los temblores musculares incluye el uso de metocarbamol (un relajante muscular de acción central) o benzodiacepinas (diacepam o midazolam). Para el tratamiento de las convulsiones suele ser necesario el uso de benzodiacepinas, barbitúricos (fenobarbital) y a veces incluso se necesita anestesia general o una sedación profunda (propofol o alfaxona).
            Los cuidados de mantenimiento incluyen un gotero intravenoso, control de la temperatura y otros cuidados de enfermería. Los gatos necesitan estar hospitalizados unos días antes de recuperarse lentamente. Algunos gatos con signos graves puede que no sobrevivan, requieran una hospitalización prolongada o desarrollen complicaciones.

Datos de supervivencia

            Los artículos de Reino Unido, Estados Unidos y Australia registran entre 11% y 37% de mortalidad (por fallecimiento o eutanasia) en los gatos intoxicados por permetrinas.
            ¿Qué se puede hacer para prevenir la intoxicación?
            Hay muchas cosas que podemos hacer para reducir la incidencia de intoxicación por permetrinas en gatos. Sería ideal que los productos para pulgas que contienen permetrinas estuvieran prohibidos porque existen otros productos para control de pulgas más seguros. Sin embargo puede que no sea posible lograr la prohibición.
            Muchos de los casos descritos ocurren cuando los propietarios no leen debidamente las indicaciones de los productos para pulgas o cuando dichas indicaciones no están claras. Algunos productos antipulgas para perros y gatos contienen diferentes ingredientes pero nombres comerciales y envases muy parecidos, llevando a la confusión al propietario. En los prospectos de algunos productos no está  suficientemente explícito que pueden provocar la muerte si se aplican en gatos.
            La inclusión en los envases y prospectos de leyendas llamativas y claras explicando que son productos tóxicos si se aplican en gatos e incluso si el gato está en contacto con un perro al que se le ha aplicado el producto debería ayudaría a reducir el uso incorrecto. La separación de los productos de perro y de gato en diferentes estanterías también podría ayudar a reducir la confusión.
            Otra opción sería ser la restringir la dispensación de productos para pulgas que contengan permetrinas a clínicas veterinarias y establecimientos autorizados donde hay personal adecuado y con conocimientos para ayudar y aconsejar del tratamiento más conveniente. Eso debería evitar el problema de que los propietarios lo compren  en el supermercado donde no hay nadie que les aconseje.
            La educación es otra área clave. Educar al cliente y advertirle sobre los posibles peligros del uso en gatos de los productos antipulgas que contienen permetrinas e insistir en que lean detenidamente las indicaciones de los mismos es fundamental para reducir la incidencia de intoxicación. También se puede alertar a los veterinarios de lo frecuente que es el problema y animarlos a que lo comenten con sus clientes para sensibilizarlos sobre este tema.
            Otro aspecto importante es la notificación de las intoxicaciones felinas para tener más información de la extensión de estos problemas. En el Reino Unido, las intoxicaciones y reacciones adversas en animales, se deben declarar al directorio de medicina veterinaria (www.vmd.gov.uk) y a los fabricantes del producto por el propietario y por el veterinario. Las reacciones adversas también se pueden notificar por los veterinarios al Servicio de Información de Intoxicaciones Veterinarias.
 En España, esta tarea recae en la Subdirección General de Medicamentos de Uso Veterinario de la AGENCIA ESPAÑOLA DE MEDICAMENTOS Y PRODUCTOS SANITARIOS.  Si observa algún efecto no deseado en su animal, en usted mismo  o en el medio ambiente tras la aplicación de alguno de estos productos comuníquelo a su veterinario para que éste lo notifique; si lo desea, también puede usted notificarlo directamente rellenando el formulario que puede encontrar en la página  www.agemed.es o solicitarlo en la dirección de correo  electrónico smuvaem@agemed.es.    

¿Qué está haciendo la FAB para ayudar?

                  FAB está activamente involucrada en la educación de los propietarios, miembros de la comunidad felina y veterinarios sobre la toxicidad de las permetrinas. Esto se ha logrado a través de conferencias y con cartas y artículos en revistas y publicaciones veterinarias. FAB  mantiene conversaciones con el Directorio de Medicina Veterinaria para intentar hacer más fácil la notificación de eventos adversos y discutir sobre la restricción de la venta de productos con permetrinas.  
También FAB trabaja  con el Servicio de Información de Intoxicaciones Veterinarias para caracterizar mejor la extensión del problema y de las cuestiones involucradas con la intoxicación por permetrinas en Reino Unido. FAB está en contacto con los fabricantes de productos para pulgas para comentar el desarrollo de etiquetas más claras para reducir el riesgo del uso accidental por parte de los propietarios de mascotas. Además, FAB está en contacto con veterinarios y asociaciones veterinarias de otros países para compartir información y  ayudar a la divulgación del problema y ofrecer apoyo en este asunto importante.

Pedimos su colaboración

            Su colaboración puede ser importante para divulgar el problema. Comente el tema con sus amigos, asegúrese de leer bien las etiquetas de los productos y en caso de duda pida consejo a su veterinario. Si sospecha de una reacción adversa en gatos después del uso de medicamentos u otros productos informe a su veterinario o notifíquelo usted mismo. 

mismo.

©Questo articolo è a cura del Feline Advisory Bureau

 

compartiendo información
por el bien del gato

GEMFE es un socio nacional de ISFM

©This information sheet is produced by International Cat Care

iCatCare, High Street, Tisbury, Wiltshire, SP3 6LD, UK

www.icatcare.org

Registered Charity No: 1117342